7 consejos para evitar o eliminar las plagas de hormigas. Remedios naturales

  • 0
  • 6 marzo, 2015

Ahora comenzamos la temporada de plagas de hormigas, por lo que saber qué debemos hacer y cómo actuar para prevenirlas es muy importante. La salud de las personas que se encuentran en contacto con la plaga es muy importante, y el tratamiento que utilicemos deberá ser efectivo y lo menos tóxico posible. Sabiendo lo anterior, ¿cuáles son los consejos más adecuados para evitar y eliminar las plagas de hormigas?

¿TIENES UN PROBLEMA DE PLAGAS?

Eurosan es la mejor opción.
Los tratamientos más avanzados
cumpliendo los estándares más estrictos
de calidad.

CONTACTA YA CON
NOSOTROS mediante
nuestro formulario

o llámanos al 902 10 98 83 / 965 11 56 77

Uso de biocidas y plaguicidas comerciales

Actualmente existen, a disposición de los usuarios, multitud de soluciones basadas en compuestos químicos. En el caso de que creamos conveniente utilizar este tipo de sistemas, deberemos ser muy cautelosos y leer los prospectos y etiquetado con cuidado. Al igual que sucede con las cucarachas y otras plagas similares, eliminar hormigas a cañonazos no es la solución debido a la alta toxicidad de este tipo de compuestos. Encontrar el equilibrio entre la agresión a la salud del ser humano y la eficacia del tratamiento es difícil, por lo que este tipo de soluciones no son convenientes si no tenemos una clara garantía de la eliminación de los animales, o si no sabemos las consecuencias que su uso tiene sobre la salud.

Por otra parte es una opción a desechar si conviven pequeños (bebés que comienzan a gatear, etc.) en el lugar en el que se va a efectuar el tratamiento, por la dificultad que existe para prevenir que éstos se ensucien y entren en contacto con el pesticida.

Dentro de este punto debemos destacar que, frente al uso de sprays, desde nuestra experiencia recomendamos utilizar trampas de cebos. Esta medida es menos agresiva hacia el ser humano, haciendo más complejo que llegue hasta alimentos o encimeras donde se trabaja con la comida. Además, se trata de una buena solución para llegar hasta el nido, ya que son las propias hormigas las que transportan el cebo hasta él.

Tapa los huecos y grietas

Las hormigas, igual que lo que sucede con las cucarachas, utilizan las grietas y recovecos para esconderse y acceder a otros lugares. Por esta razón, cuanto más evitemos la existencia de dichos lugares, más dificultaremos la expansión de la plaga.

Evita que haya comida al alcance de las hormigas

Guardar la comida en recipientes cerrados herméticamente es una buena solución para evitar que la plaga de hormigas aparezca, ya que los alimentos accesibles es la principal causa para que hagan acto de presencia. En general es suficiente con guardar los alimentos dentro del frigorífico, y cerrar los que estén en la despensa en bolsas o en recipientes con tapa.

Mantén el suelo limpio

Siguiendo la línea del punto anterior, y con la intención de evitar el acceso a la comida (migas, restos, etc.), mantener el suelo limpio se postula como una medida de prevención muy eficaz.

Utiliza repelentes naturales

Dejando de lado los repelentes químicos, el uso de repelentes naturales puede ser una buena opción en determinadas situaciones. Si bien no son eficientes una vez existe la plaga, sí que pueden ayudar a prevenirla.

Algunos de estos repelentes naturales de hormigas son la canela o la sal, pimienta de Cayena, etc. que, esparcidos por las zonas de entrada de las mismas, pueden servir de barrera.

En algunos sitios también se utiliza la hierba de San Marcos o la hierbabuena que, al igual que en los ejemplos anteriores, recomiendan colocar en las zonas transitadas por la plaga de hormigas.

Utiliza venenos naturales

Algunos alimentos que son, a priori, inocuos para el ser humano, pueden servir como venenos para esta plaga. En particular podemos utilizar sémola instantánea (o bien una mezcla de azúcar con levadura) que, debido a su capacidad para absorber la humedad, pueden resultar mortales para las hormigas. Lo mismo sucede si mezclamos una parte de levadura seca activa, dos partes de melaza y una parte de azúcar, que terminará con ellas al generar gas al consumirlas.

En otros lugares recomiendan fregar el suelo con vinagre y agua, o bien espolvorear pimienta roja. En este último caso, las personas que lo han utilizado recomiendan que sea en forma de aceite, ya que es más fácil de aplicar en los lugares en los que las hormigas se muestren en mayor número.

En general no son remedios que se hayan reconocido como eficientes a largo plazo, pero pueden servir como medidas temporales.

Utiliza agua hirviendo

Si has encontrado el nido, otra solución es calentar agua hasta que ésta hierva y verterla, con cuidado, en el mismo. Esta solución, a pesar de que no suele resolver el problema a largo plazo, no es tóxica para el ser humano, por lo que probarla nunca está de más al no conllevar ningún perjuicio. En general el problema suele estar en encontrar el nido, en ocasiones muy inaccesible o escondido.

Conclusión

Existen muchas medidas que se pueden tomar antes de llamar a un especialista y, aunque suele ser éste el que te puede garantizar realmente la eliminación de la plaga respetando en mayor medida la salud del ser humano, sí que pueden ayudar a reducir su población o a prevenir su aparición.

Foto por Dawidi.

Comparte esta noticia: